Derechos Humanos, Feminismo, LGBTI, Políticas Trans

Insuficiencias de la LIG: cuota laboral y pedagogías cuir

El jueves 25 de octubre hubo la oportunidad de participar como docente, activista e investigadore trans, en la actividad de cierre de la Jornada análisis histórico, reflexión interdisciplinaria y difusión cultural, organizada por  Centro de Estudiantes (vespertinos) de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC). Como persona individual considero que fue una espléndida instancia para reflexionar acerca de la condición laboral de las transidentidades ligadas a la experiencia docente en Chile. Como coordinadore de CERES: Género y Subjetividades Trans, diría que hubiese sido profundamente fructífero el compartir la Conferencia con quien estaba asimismo invitada a ella, la Diputada Gael Yeomans, representante de Izquierda Autónoma, quien se disculpó minutos antes por no poder asistir. Sin embargo, la ocasión fue bastante distendida y el material expuesto dió para una introducción de las temáticas asociadas entreverandose con el pulso de algo que espero pueda ser planteado, con toda solidez, en un futuro próximo. La incersión de y capacitación en, tópicos LGBTIQ* en la formación docente de pedagógos en nuestro país y la continua asociatividad entre CERES, Colectivas del ámbito de la Educación, Universidades y establecimientos escolares.

Parte del análisis desplegado se nutre de las jornadas de «Vinculación de la UMCE con sus Egresados» del 2017, donde pude plantear, frente a la presencia del rector, colegas y miembros del Departamento de Egreso de la universidad, la materialidad y el tenor crítico de estos temás.

Aquí, un breve extracto de lo que tuvo lugar la que fuera la mesa de cierre de una jornada de tres días, acompañada por stands de las librerías LOM, Escaparate y A89.

«Para abordar la cuestión de la inserción laboral trans en espacios educativos, algo que me gustaría mencionarles es que soy una docente que egresó en el 2013 y se tituló en el 2014. Hasta la fecha solo cuento con tres meses de experiencia laboral efectiva. La causa motriz por la que dejé la comunidad de aprendizaje en la que había –por fin– conseguido un contrato con todas las de la ley es que me vi en la obligación de negociar mis derechos y ocluir mi identidad como mujer trans no binaria: lo que le estaba produciendo un menoscabo angustiante a la vida de mi activismo. De hecho, en cierto momento pensé en comenzar esta palabra conferenciada con el principio número 12 de los principios Yogyakarta (principios los cuales tienen un estatuto de soft-low y que sin embargo son lo que han dado las directrices de la ordenación jurídica internacional en relación a estos temas). Se hace muy relevante, en ese sentido, promover la dislocación del privilegio cisgénero que se encuentra operando de manera constitutiva en planes, prácticas y currículums, formales e informales, visibles e invisibles, en el espacio educativo. Junto a eso, consustancial también el desactivar los mecanismos hegemónicos de la heteronormatividad del orden masculinista que particiona la división sexual del trabajo y desvaloriza la producción de saberes minoritarios».

Ante ustedes y para quien lo desee, el enlace para su visualización completa:

Sobre la vinculación de la docencia y la experiencia educativa
trans, cuir y no binaria, en el aula: una de las insuficiencias de la
LIG
Descargar

 

Encontrarán más contenido sobre la incardinación de mi activismo en:

https://www.facebook.com/feminismosyderechostrans/

https://twitter.com/e_strictura

https://www.instagram.com/deboraoniria_f/

https://www.facebook.com/debora.oniria.de.erewhon

 

Débora Fernández – Miembro del directorio de CERES y coordinadore CERES: Género y Subjetividades Trans.

 

Volver al listado

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *