Entrevista, Género, Investigación, LGBTI, Revista Divergentes

El “pilar” de un cruce necesario: feminismo, género y psicoanálisis

¿Qué mejor entrada que la entrada en sí misma? Lo que les compartimos hoy es un ensayo del primer número de la Revista Divergentes, dedicado a la obra y pensamiento de Pilar Errázuriz. Ella consta de de un trabajo de montaje que recoge fragmentos de su trabajo escritural y de una entrevista inédita.

Así es como, en el marco de las filmaciones de un documental -aún en desarrollo- que recogen numerosas entrevistas realizadas a las psicoanalistas miembras del Foro de Psicoanálisis y Género de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA), el día 22 de noviembre de 2017, en su mismísima oficina de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, Pilar Errázuriz concedió la que sería su última entrevista.  Dicha entrevista consideró múltiples aspectos de su obra los cuales, se podría decir, se fueron entretejiendo e imantando a su biografía. Entre ellos la existencia del psicoanálisis, el feminismo, los estudios de género en el espacio universitario y la grupalidad como práctica, entre tantos y tantos otros.

A continuación, se presentan fragmentos de lo que fue dicho diálogo acompañado de elaboraciones y preguntas realizadas por Paula Becker y quien escribe. Se podría decir que algunas de ellas alcanzan a dar con el nudo de un debate del todo actual con Pilar, sin perjuicio de la inmensidad de temas que debieron, por razones obvias, quedar en las afueras. Por otro lado, en esta tarea en la propuesta de la escritura colectiva se ha planteado la urgente necesidad de contribuir a hacerse cargo del legado de la contundente obra de P. Errázuriz, al tiempo que intentamos hacer lugar a nuestro deseo de seguir dialogando, más allá de su presencia viva, con la Maestra…

Pilar Errázuriz señala: “Cualquier nomadismo es amenazante, cualquier contradicción entre el pasaporte y el deseo singular de un día cualquiera, no es de recibo” (2016, p.109) ¿De qué amenaza se trata? ¿Amenaza para quién o quiénes? En las publicaciones de Pilar, la mutación de su pensamiento es una constante. Lejos de un afán formalizador, su obra es la cartografía de un pensamiento en constante devenir. En décadas de trabajo, Pilar contribuyó a ampliar los territorios siempre inestables del psicoanálisis. Territorios que buscan ser embalsamados por las instituciones que se atribuyen el legado de la obra freudiana. Pilar es una heredera rebelde de las preguntas de Freud por la subjetividad femenina, desarrollos que supo leer incorporando los planteamientos del feminismo, los estudios de género y la teoría queer.

P. E.: El problema del deseo, es que el deseo es muy sutil y errático… cuando Freud habla del deseo sexual no se refiere a con quién te vas a meter en la cama. Se refiere a algo mucho más fino, se refiere a lo que haces en la vida, qué es lo que te gusta, qué te levanta cada mañana a… eso es lo que pasa, que Freud ha sido muy mal entendido. ¡Como pansexualista! imagínate que la misma época de él, era considerado como pansexual… porque está mal entendido, a mi juicio. El deseo -eso del artículo que tu decías del corsé las personas se asustan mucho de esta movida interna deseante que puede pasar, no sé, a amar a dos personas a la vez, amar al otro sexo, amar al mismo sexo, amar a otras edades… qué se yo. Bueno, y eso lo corrobora la vida onírica que tenemos, yo supongo que todos tendrán sueños de todo tipo.

¿Cuál dirías Pilar, para ir cerrando ya la entrevista… es la urgencia hoy… dónde está tu urgencia, donde hay que poner el foco, la mirada, dónde estás poniendo tú esa energía?

P. E.: Hay una cosa que me preocupa, a ver, empiezo por otro lado… creo que el psicoanálisis teórico, es decir, la teoría psicoanalítica tiene dos asignaturas pendientes: las mujeres y las nuevas identidades sexuales, la diversidad sexual, o si tú quieres, la transexualidad, como quieras llamarlo…

La disidencia

P. E.: La disidencia… Ahora, con este segundo punto, así como lo de las mujeres, a estos grandes popes nunca les hizo ni cosquillas. Hoy se están planteando muchas cosas con referencia a las diversidades sexuales y a las nuevas identidades. Yo voy a ser bastante fiera en esto: sospecho en muchas de las iniciativas, que por detrás está el interés económico. El psicoanálisis como tal, clásico digamos… ¡las personas ya no tienen ni el dinero, ni el tiempo para esperar los cinco, seis, siete años que puede durar!… Yo hice 18 años de psicoanálisis, un análisis propio y terminé porque se me murió la analista, no porque me dieran ninguna alta… quede así ¡clac! (risas).

Les invitamos, entonces, a continuar con la experiencia de la lectura de este provocador ensayo realizado por Paula Becker Klavin e Ignacio Yáñez Castillo, contenido en el primer N° de Revista Divergentes.

Articulo Completo (469 kb)
Descargar

 

Volver al listado

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *